Platea, abierta para todos en Navidad